“El no tiene nombre; Le damos un nombre. El no tiene forma; le damos una forma. Donde hay el daño en eso? Cual nombre no es Suyo? Donde se halla el sonido o forma donde El no esta? Por lo tanto en la ausencia del verdadero conocimiento sobre El, puedes nombrarle como deseas o imaginarle con cualquier forma como manera de recordarle.

Tu esperanza de recibir Su Gracia sin esfuerzo por tu parte, es totalmente inútil. Si fuera posible recibir Su Gracia sin esfuerzo alguno por tu parte, todos seriamos iguales; no habría razón por tener diferencias. Nos ha mostrado las maneras. Esfuérzate, logra tu meta; se feliz. Tu pereza y egoísmo hacen que esperes Su Gracia sin tus esfuerzos. La regla para todos es para ti también, no relajes en tus esfuerzos. Se realiza Dios solamente por el esfuerzo.”

Palabras de Ramana Maharishi traducido desde el Inglés por Harmony (de su libro: All is One) 

 

Ramana Maharishi es uno de los grandes maestros espirituales del siglo XX.

Nació en Tiruchuzhi, una aldea en el sur de la India. Cuando tenía 12 años fallece su padre y se va a vivir con su tío a Madurai donde asiste brevemente al Instituto American Mission. Con 16 años sintió súbitamente que se iba a morir y se tumbó en el suelo, contuvo la respiración y pensó:”mi cuerpo está muerto pero yo aún vivo”. Se dio cuenta de que no era el cuerpo sino el alma y de que cuando contenemos nuestro deseo de actuar, nos quedamos quietos y silenciosos, somos lo que realmente somos.

Abandonó su hogar y viajó al monte Arunchala, allí, poco a poco se le fueron acercando personas que querían seguir sus enseñanzas, tanto hindúes como occidentales, aunque siempre rechazó la idea de ser un Gurú, él afirmaba que “el verdadero Gurú está dentro de cada uno.” De este modo, se fundó su ashram allí permaneció hasta el final de su vida, en 1950. En 1949 le detectaron un cáncer del que nunca se preocupó y, durante la enfermedad, comentaba de sus discípulos: “se desaniman porque dicen que me voy pero, adónde podría ir y cómo?”. 

El núcleo de sus enseñanzas fue la práctica del atma-vichara, la autoindagación, la resolución de la pregunta ¿quién soy?. Fue uno de los grandes maestros del Advaita Vedanta (no dual), no hay almas y Dios sino que las almas son Dios.

Carl Gustav Jung dijo él y de sus enseñanzas que no sólo son un documento de gran interés humano sino un mensaje de advertencia, dirigido a la Humanidad que corre el riesgo de perderse en el caos de la inconsciencia y la falta de control.

http://www.sriramanamaharshi.org/ashram/

Biografia compilada por Prashanta

Sri_Ramana_Maharshi_-_Lying_-_G._G_Welling_-_1948

 

 

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies para asegurarte una mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies info cookies